Mujeres, adictas, invisibles

Cuando su pareja empezó a pegarle, Blanca Pérez comenzó a beber alcohol. “Para olvidar”, cuenta esta mujer de 49 años que prefiere no decir su verdadero nombre. A eso le siguieron “siete, ocho, nueve años” de dependencia a esa sustancia. Hace 10 meses ingresó en un centro en Asturias para tratar su adicción y desde entonces se ha mantenido sobria. Es una excepción: las mujeres con problemas de drogas encuentran a menudo barreras para acceder a los tratamientos porque “los programas están pensados para hombres”, según critica la Red de Atención a las Adicciones (UNAD) en un manifiesto presentado este martes.

Mas información aquí.

mujer adicta drogas alcohol
Publicado en Noticias y etiquetado , , , , .