La OMS señala que el alcohol y el tabaco son mayor amenaza para la salud mundial que las drogas

El informe 'Global Statistics on Alcohol, Tobacco, and Illicit Drug Use: 2017 Status Report', con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), ha revelado que, solo en el año 2015, el consumo de alcohol y tabaco costó a la población humana más de 250 millones de años de vida, mientras que las drogas ilegales como la cocaína supusieron una pérdida de apenas unas decenas de millones.

De acuerdo con el estudio, publicado en la revista 'Addiction', los años de vida que quitó el tabaco durante 2015 fueron 170,9 millones, seguidos por el alcohol (85) y las drogas ilícitas (27,8). Europa del Este tiene los datos más altos en estas dos últimas, mientras que Oceanía destaca en los del tabaco.

Mas información aquí.

alcohol

Los trastornos mentales, entre las principales enfermedades en la infancia

Científicos del Instituto Nacional de la Sanidad e Investigación Medica de Francia (INSERM, en sus siglas en francés) descubrieron que la prevalencia de los trastornos mentales en la infancia es "alta y constante" en las diferentes regiones del mundo.

“Encontramos que la prevalencia de los trastornos mentales en los jóvenes se mantuvo estable entre 2000 y 2015, lo que sugiere que los trastornos mentales no están disminuyendo en los jóvenes a pesar de la mejora global de su salud física”, señaló una de las autoras principales, Marie-Laure Baranne.
Para llegar a sus conclusiones, el equipo analizó las seis regiones descritas por la Organización Mundial de la Salud (OMS): África, América, Sudeste Asiático, Europa, Europa del Este y la región del Pacífico Occidental.

Mas información aquí.

Salud mental niños

10.000 enfermos mentales por adicción a los videojuegos en la provincia de Alicante

Si el chaval no se despega de los mandos de la consola, prefiere quedarse matando dragones a salir con los amigos, se irrita cuando no puede jugar y sus notas han bajado, quizá tenga un problema que necesite atención y tratamiento. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras diez años de estudio, va a declarar la adicción a los videojuegos como enfermedad mental. Esto no significa, ni mucho menos, que todos los que juegan sean adictos, igual que no todos los que beben alcohol son alcohólicos, pero el anuncio de la OMS a finales de diciembre de la inclusión del trastorno por videojuegos en su próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11) alerta de un problema que, a juicio de los expertos, afecta a entre un 2% y un 3% de los videojugadores. Además, se trata sobre todo de niños y jóvenes de 10 a 25 años, que es el tramo de edad con mayor incidencia. Y es que, según el primer informe sobre Prevención Escolar en Adicciones Tecnológicas en la Comunidad Valenciana, elaborado por la Consejeria de Sanidad, los niños de la provincia comienzan a utilizar el móvil a los 9,8 años de media y parte de su uso se destina a los videojuegos.

Mas información aquí.

Niño jugando