Establecer horarios y supervisar, claves para introducir los videojuegos en casa

Tiempo libre, mucho tiempo libre. Eso es lo que tienen los niños y adolescentes que disfrutan del verano y de la ausencia de exámenes de recuperación en septiembre. El no saber qué hacer o la búsqueda de entretenimiento hace que, en muchas ocasiones, los videojuegos pasen a ser uno más en la familia, «entrando en casa» para quedarse y copando los días de los hijos. El uso correcto de este recurso de ocio debe alertar a los padres y hacer que se formen para un uso responsable.

Mas información aquí.

Videojuegos

10.000 enfermos mentales por adicción a los videojuegos en la provincia de Alicante

Si el chaval no se despega de los mandos de la consola, prefiere quedarse matando dragones a salir con los amigos, se irrita cuando no puede jugar y sus notas han bajado, quizá tenga un problema que necesite atención y tratamiento. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras diez años de estudio, va a declarar la adicción a los videojuegos como enfermedad mental. Esto no significa, ni mucho menos, que todos los que juegan sean adictos, igual que no todos los que beben alcohol son alcohólicos, pero el anuncio de la OMS a finales de diciembre de la inclusión del trastorno por videojuegos en su próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11) alerta de un problema que, a juicio de los expertos, afecta a entre un 2% y un 3% de los videojugadores. Además, se trata sobre todo de niños y jóvenes de 10 a 25 años, que es el tramo de edad con mayor incidencia. Y es que, según el primer informe sobre Prevención Escolar en Adicciones Tecnológicas en la Comunidad Valenciana, elaborado por la Consejeria de Sanidad, los niños de la provincia comienzan a utilizar el móvil a los 9,8 años de media y parte de su uso se destina a los videojuegos.

Mas información aquí.

Niño jugando

La OMS reconoce el trastorno por videojuegos como problema mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluirá, por primera vez, el trastorno por videojuegos como enfermedad mental, al incluirlo en su próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11), que no se actualiza desde 1990. La posibilidad de que los videojuegos generen trastornos patológicos (o incluso adicción) ha sido un asunto largamente discutido y este sería el primer paso firme que se da en esta dirección, que sin duda generará una gran controversia en el ámbito científico por las dudas y rechazo que provoca esta clasificación.

Mas información aquí.

Videojuego